Medios de Pago en el tiempo. Tarjeta de crédito, huella digital y NFC.

En el artículo anterior “Medios de pago en el tiempo. Intercambio y dinero en efectivo” fuimos haciendo un recorrido por dichas modalidades; en esta ocasión, aprovechamos para presentaros la tarjeta de crédito, las huellas digitales y la tecnología NFC, exponiendo sus ventajas, desventajas y curiosidades; nos adentramos en una etapa de los medios de pago creados a partir de la integración de la tecnología en nuestras ciudades y nuestra vidas particulares. Medios de pago digitales que comprendieron y comprenden una nueva identidad dentro de este sector y que no dejan de presentar nuevas posibilidades, creciendo y evolucionando de manera exponencial.

Pero la facilidad que la propia tecnología ha puesto a nuestra disposición para poder implementar estos medios de pago, ha provocado paralelamente que, muchos de ellos, utilizados erróneamente en la mayoría de los casos por el desconocimiento de su funcionamiento, sean de fácil corrupción, inseguros y creados con “muchas grietas” por donde los ciberdelincuentes pueden pasar y “administrar” libremente nuestras cuentas bancarias e información personal.

Hemos querido presentarte tres medios de pago seguros (con un uso responsable, claro), sencillos, actuales y muy digitales. El primero es el “pago con tarjeta de crédito”. Las tarjetas identifican al pagador que, gracias a un microchip, una banda magnética o ambos elementos juntos, guardan su información y autoriza al mismo a utilizarlo como medio de pago en los centros donde el sistema de cobro haya sido implantado. De manera que, los datos contenidos por la tarjeta pasan a ocupar el lugar de la firma del pagador, como ocurría anteriormente en los cheques. No obstante, son muchos los comercios físicos, como forma de ampliar la seguridad, los que nos piden la firma, un pin o algún documento de identidad que acredite que realmente somos nosotros los dueños de la tarjeta.

El pago con huella digital se está implantando cada vez con mayor velocidad. El interés que despierta su comodidad y seguridad, la están convirtiendo en un medio de pago muy popular, que además se puede utilizar con diferentes fines: inscripciones, reconocimiento del personal, acceso a terminales tecnológicos, seguridad para cualquier tipo de cuentas y, por supuesto, para la realización de pagos.

Las posibilidades de la huella digital son casi infinitas, igual que sucede con el medio de pago NFC. El NFC (Near Field Comunication o, en español, Comunicación de Campo Cercano) es un medio de pago muy cómodo y especialmente útil. Un sistema que ya está implantado en muchos de en muchos de los avanzados terminales que han salido al mercado desde 2014 como consecuencia de su enorme aceptación. Con el NFC y tu móvil podrás pagar en cualquier lugar acercando tu teléfono a un terminal instalado previamente. Así de sencillo, con sólo un movimiento del brazo. Y no es seguro, es segurísimo.

Seguro que si no usas aun estos medios de pago, empezarás a utilizarlos dentro de poco, porque son muchas las ventajas y muy pocos los puntos negativos que les podemos encontrar. Pero todo esto te lo contamos en nuestro curso de “Últimos Avances en Medios de Pago”, así que ¡no te lo puedes perder!

Comments are closed.