Medios de pago en el tiempo. Intercambio y dinero en efectivo.

Los medios de pago son las diferentes maneras con las que obtenemos el valor de un bien adquirido. Desde que el hombre vive en sociedad se ha necesitado de estos medios para poder sobrevivir.

Empezamos un viaje en el tiempo, conociendo algunos de los medios de pago más relevantes que han existido y que, aun hoy, existen. En éste articulo presentamos el “pago por intercambio” y el “pago con dinero en efectivo”, explorando sus ventajas, desventajas y curiosidades.

El primero de ellos es el “pago por intercambio”. Este modelo tiene tantos años como la primera civilización existente. El intercambio es un modelo muy sencillo y lógico y es por eso que, aun teniendo un recorrido tan amplio, sigue siendo un medio de pago actual y actualizado.

Si, así es, el intercambio se utiliza comúnmente; hasta el punto de que un gran porcentaje de empresas muy reconocidas lo usan asiduamente (modelo con crecimiento en Europa y muy extendido en Estados Unidos). En el caso concreto de España, Comerkia es la única empresa dedicada al intercambio, pero a nivel mundial son más del 15% de los 5 trillones de operaciones realizadas, que se basan en el modelo de pago por intercambio.

De manera que, el intercambio, consiste, grosso modo, en cambiar un caballo (bien que se tiene) y usarlo como pago para 50 gallinas (bien que se desea obtener y por el que se tiene que pagar); pero con el tiempo el valor de los artículos pasó a ser simbólico; aparece la moneda, aparcando a un lado el tabaco, el ganado, el cacao o la sal como “moneda de cambio”.

El “pago con dinero en efectivo” es la consecuencia directa de la simbología creada con el intercambio y el motivo por el que termina la generalización del trueque. Éste modelo de pago es el más extendido y el más utilizado por dos motivos muy claros; el primero es que, al ser una forma de pago tan duradera en el tiempo se ha asentado y sigue formando una parte muy importante de los hábitos de pago de personas y empresas. El segundo motivo por el cual está ampliamente extendida, es que esta forma de pago es siempre aceptada. Pero, si bien es éste su punto más positivo, lo conforman dos más: no es necesario identificarse para pagar con dinero en efectivo y además es un método muy rápido. Pero por el contrario, la posibilidad de fraude es claramente mayor a la de otros modelos y es imposible utilizarlo para realizar compras a través de Internet.

Existen multitud de medios de pago, muchos de ellos muy relevantes, otros no tuvieron todo el éxito que quisieran. Nosotros hemos realizado otro artículo con algunos de los más importantes, estamos trabajando en la próxima entrega sobre medios de pago, “Medios de pago en el tiempo. Tarjeta de crédito, huella digital y NFC”, para seguir informándote de la evolución de los mismos y poder acercarte un poco más a este mundo tan amplio.

Y si después de leer todo ésto, tu apetencia por los medios de pago se ha despertado repentínamente o quieres ampliar tu conocimiento sobre los mismos, nosotros te esperamos en el curso de “Últimos Avances en Medios de Pago”, para sepas todo lo que necesitas saber y además estés totalmente actualizado.

Comments are closed.