Cómo hacer de tu móvil un medio de pago de confianza

Cada vez somos más los usuarios móvil que utilizamos nuestros terminales como medio de pago. Las ventajas de ésta práctica son claras, poder pagar en cualquier momento, de forma segura y rápida. El móvil nos ha dado todas las facilidades del ordenador en un terminal más liviano y portátil.

Acostumbrarnos a su uso ha sido rápido y sencillo, disponer de todas sus ventajas en cualquier momento ha hecho que prioricemos el móvil ante otras plataformas. Esto también lo saben las personas dedicadas al robo a través de la web, mediante aplicaciones fraudulentas, etc.

Por ello, es especialmente importante tener en cuanta algunos datos y prácticas para convertir nuestro móvil en un medio de pago seguro, en el que podamos confiar y con el que nuestro dinero esté a salvo. Desde Atenea Interactiva hemos querido realizar una lista de los pasos esenciales para que tu teléfono no se vea atraído hacia sectores donde el robo y la suplantación son los reyes.

  • Vigila los permisos que das a tu móvil: Cuando estrenamos un móvil, nos aparece una configuración inicial donde damos o denegamos algunos permisos a nuestro teléfono móvil. Si no vigilamos bien que es aquello que nos pone, podríamos dar permisos en exceso. Esta composición siempre se puede cambiar desde el apartado “configuración” del aparato.
  • Cuidado con las aplicaciones: Algunas de las aplicaciones que nos encontramos navegando por nuestra tienda de apps parecen muy interesantes, divertidas, útiles…; y sí, ciertamente lo son, pero antes de instalar una aplicación es muy importante que vayamos al apartado de requerimientos de la aplicación y nos paremos un momento. Si lo que estamos descargando es una app para utilizar nuestro móvil como linterna (ejemplo claro de aplicación muy útil) es raro que le tengamos que dar permisos de acceso a nuestra agenda de contactos o la galería de imágenes.
  • Atención a las actualizaciones: Cuando actualicemos cualquiera de nuestras aplicaciones instaladas, puede haber cambios en los requisitos necesarios, por ello, debemos prestar atención en dichas modificaciones y decidamos si otorgar los nuevos permisos o si preferimos no hacerlo.
  • Aplicaciones traicioneras: seguro que a muchos de vosotros os ha pasado que, al descargar una aplicacion creyendo que era la adecuada, os habéis encontrado con aplicaciones diferentes, falsas, etc que en apariencia parecían ser las correctas. La suplantación de identidad no sólo se da en individuos, si no que se extiende a entidades, aplicaciones, páginas… por ello es muy importante prestar atención al editor de la aplicación; si su nombre no te parece lógico, no te fíes.
  • Personal e intransferible: El teléfono móvil contiene mucha información personal, tanto, que en algunos casos tenemos guardados nuestros datos de pago. Evita compartir tu terminar con personas de poca confianza; al igual que no dejarías a un extraño pasear libremente por los rincones de tu casa, deberías evitar que suceda lo mismo con el teléfono.
  • Pagar desde cualquier parte: No utilices un teléfono móvil desconocido para realizar pagos. Es algo lógico, pero estamos tan acostumbrados al uso de estos aparatos, que podríamos despistarnos y brindar confianza excesiva, puesto que la seguridad móvil no se vincula a la mayoría de los usuarios, ya que no llegan a percibir el alcance de los teléfonos como medio de pago. Pero es fácil entenderlo: ninguno daríamos dinero a un extraño sin plantearnos a posibilidad de que ese individuo nos engañe.
En definitiva, debemos prestar atención a nuestro teléfono móvil siempre, especialmente si somos de los que lo utilizan como otra medio de pago. Seguir estos pasos y utilizar el sentido común, nos ayudarán una vez más a evitar ser víctimas de individuos con intenciones fraudulentas.

Comments are closed.