Adaptación a SEPA de los adeudos

SEPA es la Zona Única de Pagos en Euros o Single Euro Payments Area (que es el significado real de sus siglas).

Aparece con SEPA una zona común de medios de pago; gracias a este nuevo sistema, es posible realizar cobros y pagos de manera homogénea para todos los países pertenecientes a SEPA y los 500 millones de personas que engloba, consiguiendo alcanzar un mercado común. Este sistema busca tres objetivos elementales:

  • Más facilidad: las condiciones de los medios de pago pasan a ser de carácter común para todos los países pertenecientes a SEPA.
  • Aumento de la eficiencia: Puesto que con SEPA se crea una zona de pagos y cobros única, estos se simplifican y son más fluidos.
  • Mayor seguridad: se crea conjuntamente con SEPA un marco legar comunitario.

Es obvio pues, que se van a producir muchos cambios a partir del 1 de febrero de 2014, que es el momento en que el sistema SEPA entra en vigor y pasa a tener validez.

En el caso de los adeudos por domiciliaciones se conoce, según el artículo 7.1 del Reglamento 260/2012, que
“las autorizaciones válidas de un beneficiario para el cobro de adeudos domiciliados periódicos en un sistema tradicional antes del 1 de febrero de 2014 seguirán siendo válidas con posterioridad a dicha fecha y se considerarán representativas de consentimiento para que el proveedor de servicios de pago del ordenante ejecute los adeudos domiciliados periódicos cobrados por dicho beneficiario con arreglo al presente reglamento, de no existir una normativa nacional o acuerdos con los clientes que mantengan la validez de las órdenes de adeudos domiciliados”.

Esto significa que lo que se entendía anteriormente por deudos domiciliados pasan a ser adeudos directos SEPA a no ser que las condiciones, bien por parte de los acreedores o de las instituciones nacionales, sean diferentes. De esta manera, a partir del próximo 1 de agosto (ya que se ha retrasado la oligatoriedad), todos los adeudos domiciliados pasan a ser adeudos directos SEPA.

Desde este 1 de febrero a agosto, convivirán el nuevo sistema y el sistema tradicional, pero ya están adaptándose todos los procesos a la nueva codificación.

¿Qué son los adeudos directos en SEPA?

Un adeudo directo es el medio de pago a través del que se realiza un cargo en la misma cuenta del pagador, pero como iniciativa del acreedor respecto a una orden de domiciliación. Es firmado por el deudor una vez que el acreedor ha emitido la ya citada orden. Esta orden de domiciliación supone un consentimiento por parte del deudor hacia el acreedor, permitiendo de esta manera la realización de cobros de los cargos en la cuenta del primero.

Existen dos tipos de adeudos directos en SEPA: Core y B2B.

CORE

Esta modalidad es de carácter obligatorio y en ella se realizan los cobros en la cuenta del deudor. Este tipo de adeudos directos son en los que se han convertido las anteriores ordenes de domiciliación, resultando innecesario en este caso reformular los permisos ya concedidos; no obstante, en España se han llevado a cabo unas reglas para adaptar CORE a los permisos ya existentes. Es posible la relación en tres variables:

  • Consumidor-Consumidor.
  • Consumidor-Empresa.
  • Empresa-Empresa.

¿Qué es COR1?

COR1 es una modalidad de adeudo directo SEPA derivada de CORE, y se diferencia concretamente en que implica un plazo de presentación reducido.

Aparece como consecuencia de que algunos sistemas nacionales de domiciliación son más breves que CORE; esto supone, para algunos modelos de negocio, impactos negativos en su gestión de plazos de liquidez y riesgo. Por este motivo, se crea, en noviembre de 2012, COR1 en búsqueda de un cambio en el reglamento básico (CORE), permitiendo que, mientras toda la comunidad llegue a acuerdo, el plazo de presentación se vea reducido en un día laborable.

Asimismo, en los países donde se adopte COR1, el acreedor podrá expedir el adeudo directo básico en un sólo día laborable siempre y cuando en el mismo se indique se es modalidad COR1. Además los nuevos ficheros con plazos reducidos deben incluir el código 19154.

B2B

Al contrario que con el CORE, este modelo de adeudo directo es de carácter voluntario.

Se realiza el cobro en euros entre empresas o autónomos; además, el plazo de devolución es menor que en CORE, llegando incluso, en el caso de adeudos autorizados, a que el reembolso no se produzca, una vez solicitado por el deudor, cuando ya ha sido realizada la transacción. En el caso de esta modalidad de adeudos, es necesario que el acreedor cree un nuevo mandato B2B, ya que estos, al no tener características similares a las antiguas órdenes de domiciliación, no pueden sustituir a estas mismas.

Presenta una única modalidad: Empresa-Empresa.

Esquema-resumen de los adeudos SEPA

¿Es válido COR1 en los adeudos directos B2B?

No. B2B es un adeudo que va desde el día 14 hasta el 1 y por lo tanto quedaría englobada la variable COR1 dentro de la B2B, puesto que la primera de ambas adelanta el plazo de presentación a un día laboral.

Por este mismo motivo sí es válido en CORE, puesto que este tipo de adeudo va del día 5 al 2, impidiendo que este trámite se pueda llevar a cabo en el primer día laboral.

¿Por qué B2B?

Cabría preguntarse cuál es el motivo que hace que las empresas se conviertan en B2B, teniendo la alternativa básica CORE… Un motivo podría ser que con el primero de ambos adeudos directos no se produce el reembolso una vez realizado el trámite, siempre y cuando el deudor haya firmado previamente la autorización de dicho adeudo.

Con SEPA es posible llevar a cabo la financiación de los adeudos por parte de los bancos, de manera que, el acreedor cobra siempre (previo acuerdo con el deudor). Los bancos financiadores también salen beneficiados al obtener un suplemento económico por parte del deudor al financiar el mandato.

Paralelamente a todo lo anterior, SEPA permitirá llegar a la estabilización de los periodos de tiempo entre la presentación de la factura y el cobro de la misma.

Comments are closed.